sábado, 1 de octubre de 2011

Opinión


Las mujeres tenemos derecho a decidir sobre nuestros cuerpos. Por la vida y la libertad de las mujeres.

“Sólo yo tengo la llave[1]”, “ si soy Puta”, puta madre”, desnudas o vestidas, nosotras dirigimos nuestras vidas” “Yo escojo, yo escojo, yo escojo a quién me cojo”, “estoy aquí en apoyo a las mujeres indígenas, violadas por militares” “No, es No, mi cuerpo es mío”. “putita… pero no de tu templo”.

Mensajes, consignas en la Marcha de las Putas, el día 12 de junio del 2011, de la Palma de Reforma, rumbo al Hemiciclo a Juárez, en la Ciudad de México.

¿Quién dice, que las mujeres no tenemos derecho a decidir sobre nuestros cuerpos, los jerarcas católicos, los ministros y ministras de la Suprema Corte de Justicia de la Nación? ¿ O el Papa, representante de la iglesia católica, y que en su nombre se han cometido algunas de las peores tropelías en la humanidad? ¿Quién dice que las mujeres no tenemos derecho sobre nuestros cuerpos, los líderes de opinión, los académicos, los jefes parlamentarios, los representantes de organizaciones en defensa de la vida? ¿Quienes van a decidir sobre nuestros cuerpos, ¿Los hombres (con todo mi respeto, nunca sabrán lo que una mujer embarazada goza, sufre, padece, se alegra,, se desangra, muere,?, ¿los jerarcas hombres, los ministros hombres, los defensores de la vida hombres?) ¿Los que nunca han sufrido una violación sexual, ellos van a decidir sobre nuestros derechos y sobre nuestros cuerpos?, los que nunca han padecido la pobreza, la desigualdad o la discriminación?

¿Quien va decidir sobre nuestros cuerpos, un presidente ilegítimo, un presidente espurio, que viola la Constitución, Tratados internacionales, con la decisión arbitraria e inhumana de sacar el ejército a las calles? Y qué con su decisión unilateral vivimos la peor situación de violación a los derechos humanos en la histórica contemporánea de México, que ha conllevado la muerte de más de 50 mil personas. ¡En donde queda el tan propalado derecho a la vida en este gobierno y la protección de las personas¡

Las mujeres tenemos derechos: El Derecho a decidir sobre nuestro cuerpo.

Las mujeres tenemos derecho de decidir sobre nuestros cuerpos, así mismo nuestras parejas[2]. Las mujeres somos las dueñas de decidir si queremos procrear, las mujeres tenemos derecho a pensar y actuar si no deseamos tener a la posibilidad de un nuevo ser.

El derecho a decidir, es un derecho humano, el derecho a decidir es una libertad fundamental que hombres y mujeres hemos conquistado en el transcurso de la humanidad.

El derecho a decidir representa una máxima en las” sociedades democráticas”. Las mujeres somos sujetas de derechos nacionales, locales que se desprenden de normas internacionales, por tanto las mujeres somos sujetas de derechos plenos. Las mujeres tenemos ciudadanía, la personalidad jurídica y de voluntad para decidir.

Nuestro derecho a decidir sobre nuestro cuerpo existe legalmente. No somos pecadoras, ni Evas, ni asesinas de almas, somos mujeres exigiendo que se cumpla nuestro derecho a la dignidad como mujeres dueñas de nuestro destino y nuestros cuerpos. Y la decisión es nuestra, no de ningún Dios. Las mujeres tenemos el derecho a embarazarnos o no, a escoger con quien hacemos el amor y a tener una vida sin violencia, a parir en las mejores condiciones, y ningún macho es nuestro dueño y mucho menos el Estado.

Las leyes y argumentos ratificados y vertidos el 29 de septiembre del 2011, por algunas y algunas de los Ministros de la SCJN, deben quedar en los museos de la historia, como los mejores ejemplos de la ignominia contra los derechos de las mujeres y por tanto de la condición y dignidad humana.

Es de suma importancia considerar que la vía internacional para proteger los derechos de las mujeres esta abierta y es vigente, debemos hacer todo lo que este a nuestro alcance para lograr juntos y juntas la construcción y la consolidación de los derechos de las mujeres.

Marite Hernández Correa

Abogada y antropóloga.

México, D.F.

1 de octubre del 2011.



[1] Consigna de pancarta de una muchacha, en forma de un calzón hecho de papel.

[2] Cuando se cuenta a plenitud con ellas, sino nosotras tenemos derecho a decidir sobre nuestro cuerpo.

7 comentarios:

El Periódico de El Prat dijo...

Cuanto mal hace la iglesia catolica con su buenismo e hipocresia...pero cuando una monja queda embarazado por una violación en Africa, bien que acceden al aborto.

Anónimo dijo...

http://dulcecaosves.blogspot.com/
(Disfrutalo)

buy guild wars 2 gold dijo...

So distinctive the content is ~ I benefit much from it, thanks `

Anónimo dijo...

Hey! I just wanted to ask if you ever have any problems with hackers?

My last blog (wordpress) was hacked and I ended up losing a
few months of hard work due to no back up. Do you have any solutions to stop hackers?


Review my web site - Pilate exercises

7toursbd dijo...

Really is a good contain what I looking for, its helping me a lot, thanks for sharing, got you by Google search, Your page ranking good by Google & Alexa, Carry on with good works

Anónimo dijo...

Llego un poco tarde a este blog, pero todavía a tiempo de puntualizar algo.

La mujer tiene derecho a disponer de su cuerpo como quiera, pero no quieran confundir a la gente. Un hijo no forma parte de su cuerpo, es un ser vivo independiente aunque dependa de la madre para desarrollarse, como toda semilla que depende del fruto.

¿Dudas? Una pregunta: Cuando se mata a una mujer embarazada, ¿a cuantas personas se matan?

El aborto es un asesinato. Si no querían un hijo haber puesto los medios, antes, durante o después. Su negligencia la pagan asesinando al hijo.

http://ideas-soluciones-decoracion-hogar.blogspot.com/ dijo...

Thanks!